Con el escáner roto y muchos propósitos de año nuevo hipócritas… no sé qué más poner.